Sistema Patentado

El sistema patentado en este fusil se refiere, básica y resumidamente, a un nuevo sistema de fijación de las gomas.

 

En Enas, lo que hemos hecho ha sido trasladar el punto final de fijación de las gomas desde la zona del cabezal a otra zona mucho más conveniente. En este caso, la parte inferior más atrasada del fuste. 

 

Tal y como indicamos en la patente ya aprobada:

http://invenes.oepm.es/InvenesWeb/detalle?referencia=U201300046),

 son muchas las formas posibles de trasladar el punto de fijación final de las gomas a una zona más conveniente que el cabezal tradicional, y todas ellas entran dentro de la patente reivindicada.

 

Más allá del sistema empleado para ello, la característica patentada y diferenciadora de este fusil, con respecto a todos los demás presentes en el mercado, ha sido la idea de trasladar el punto final de fijación de las gomas a una zona más conveniente que la del cabezal.

 

Teniendo en cuenta las múltiples opciones que se nos abrían para desarrollar este sistema, hemos optado por la más sencilla de todas, una vez puesto a prueba su óptimo resultado.

 

Las gomas, en vez de fijarse al cabezal, se fijan a dos líneas de dyneema, como si de un obús largo se tratase. Estas líneas pasan por unas guías del cabezal y recorren todo el fuste inferior hasta la zona del mecanismo donde quedan fijadas.

 

La correcta ubicación de las líneas de dyneema y de las gomas en el extremo final del fuste, para aprovechar la longitud del mismo al máximo, se consigue gracias a una simple pieza inox de apenas 2 grs. de peso y de 2cms. de tamaño.  Dicha pieza no va atornillada en la madera, si no roscada sobre una hembrilla alojada en el frontal del fuste, para poder colocarla y retirarla fácilmente, siempre que sea necesario realizar un cambio de gomas.

 

Con esta idea tan simple, conseguimos un fuste muy equilibrado y compensado una vez cargado. No está sujeto a tensiones exageradas e inadecuadas que tiendan a combarlo y puedan afectar a la garantía estructural del mismo. 

 

Esta reducción de tensiones en el fuste es la que nos permite también llegar a diseños realmente minimalistas en la zona del cabezal, con las mejores garantías en cuanto a durabilidad y fiabilidad.

 

Pero las mejoras de este sistema no terminan solamente en las garantías estructurales del fuste y un diseño minimalista en la zona del cabezal. 

 

Con este sistema, las gomas discurren perfectamente paralelas con la varilla de principio a fin, algo que ayuda mucho en los disparos intuitivos a los pescasub, además de aprovechar al 100% el empuje de las gomas.

 

En los fusiles tradicionales, en los que las gomas  también discurren paralelas a la varilla de principio a fin,  la fuerza de tracción de las gomas se ejerce por encima del eje longitudinal del fuste.  Esto hace que, además de tender a combarlo,  en el momento del disparo se produce un movimiento de rotación del cabezal (retroceso secundario) hacia arriba que puede afectar a la precisión en el disparo.

 

Para evitar la flexión en el fuste y reducir algo el retroceso secundario, algunos fusiles llevan fijadas las gomas por debajo de la línea de la varilla.  Efectivamente, este sistema reduce algo el retroceso secundario y el arqueo del fuste, pero en menor medida que el sistema que hemos patentado. Además, no ofrecen un paralelismo de las gomas de principio a fin, con lo cual no se aprovecha el empuje de las gomas al 100%, y dificultan los tiros instintivos a muchos pescasub.

 

Así pues, con este sistema  aprovechamos las ventajas de ambos tipos de fijación, optimizándolos aún más, evitando los problemas de ambos.  Y todo ello de una forma extremadamente sencilla, que no implica ninguna forma especial de utilización ni de cuidados en el arma.