Fabricación

 

En Enas, para la fabricación de este fusil, hemos utilizado materiales de la más alta calidad: caoba ligera, fibra de carbono, resinas epoxi especialmente indicadas para la madera y los laminados con carbono, mecanismos atrasados 100% inox de acción súper suave, y complementos de gomas y varillas de la máxima calidad.

 

La caoba utilizada proviene de tablones con más de quince años de almacenamiento.  Ha estado perfectamente conservada durante todos estos años y mantenida con el grado de humedad óptimo.

  

Pese a ser una madera muy estable, y a utilizar un diseño de fusil que limita las tensiones de combado en el mismo, hemos fabricado un fuste con una garantía estructural sobresaliente para contrarrestar las naturales tensiones de la madera, apoyos y esfuerzos inadecuados, etc.

  

Para ello, hemos fabricado un fuste laminado en forma de "T", constituido por tres láminas de caoba: una horizontal superior y dos verticales inferiores.

  

En el interior del laminado, va insertado un laminado de carbono unidireccional, también en forma de "T", dispuesto en la forma adecuada para evitar tanto la flexión vertical como horizontal.  

 

La resistencia que ofrece una estructura de carbono en forma de "T", como si de una viga se tratase, va mucho más allá de una mera intercalación de fibras de refuerzo entre los laminados.  La disposición de las láminas de carbono, cuidadosamente estudiada, hace que tras los fresados  del fuste, queden dispuestas de la forma más adecuada, reforzando los lugares más convenientes.

  

La resina epoxi elegida  está especialmente indicada para laminar madera y fibras de refuerzo como el carbono.   Para su aplicación, la hemos sometido a una perfecta desgasificación previa, y estabilizado a la temperatura más adecuada. 

  

La unión de la madera y el carbono se ha realizado aplicando técnicas de  presión y vacío, para garantizar la ausencia de micro burbujas, minimizar al máximo la cantidad de resina, y obtener una unión del conjunto de la máxima calidad posible.

 

La culata, con un diseño ligeramente anatómico, está realizada en resinas epoxi aligeradas, con una densidad similar a la madera utilizada.

 

Tras su fijación al fuste, se le aplican varias capas de un grip especial para el epoxi, mediante un procedimiento totalmente único y artesanal, que le otorga a la culata un agarre excelente.

 

Los acabados del fusil los realizamos con varias capas de barniz de poliuretano de alta resistencia, que protegen y realzan la belleza de la madera.

 

Desde hace ya algunos años, realizamos acabados en lacas transparentes para apreciar todos los detalles de la madera, y también acabados "Black", que otorgan un aspecto muy diferente y espectacular a este fusil de madera y carbono.