Diseño

Para la realización de este fusil partíamos de una premisa fundamental: obtener un fusil lo más manejable posible, y al que pudiésemos sacar el máximo provecho en términos de potencia y precisión.

 

Para ello, partímos de un diseño muy ligero, con un volumen muy reducido, y lo más hidrodinámico posible. 

 

La ligereza del fusil es determinante para la manejabilidad del mismo.  Es un factor clave para facilitar unos cambios rápidos de dirección, donde la inercia que debemos vencer depende directamente de su masa.

 

Posibilitar un rápido cambio de dirección resulta fundamental en un arma, sobre todo en lugares en los que la orografía del fondo dificulta los desplazamientos, y las piezas pueden sorprendernos en cualquier momento.

 

Además, el volumen reducido del arma minimizará el empuje que la mar ejercerá sobre él, sobre todo en zonas de fuertes corrientes, oleaje, etc. 

 

La zona del cabezal es la parte que más nos convenía reducir al máximo, ya  que es la que  mayor resistencia ofrece al desplazamiento, debido al efecto de palanca. 

 

En Enas hemos conseguido reducir esta zona a unas dimensiones mínimas, manteniendo la máxima garantía estructural, gracias  al sistema patentado de fijación de las gomas, que limita la flexión del fuste.

 

Finalmente, el diseño hidrodinámico del fusil nos otorgará desplazamientos continuos, en cualquier dirección, con un mínimo esfuerzo.

 

Gracias a los nuevos mecanismos atrasados, con unas dimensiones muy reducidas en altura, hemos podido ubicar el apoyo de la mano sobre la culata del fusil en un punto muy elevado.  Así, hemos conseguido alinear perfectamente el punto principal de sujección del arma con la linea de retroceso. De esta forma, minimizamos al máximo los efectos negativos del retroceso que se producen en el momento del disparo.

 

El fuste consta de una guía integral, perfectamente ajustada en altura con la entrada al mecanismo, para asegurar una precisión perfecta en el disparo.

 

La ubicación de las gomas en el extremo más alejado del fuste, junto a la utilización de mecanismos muy atrasados, y un adecuado control del retroceso gracias al diseño patentado, nos permiten explotar al máximo la longitud del arma.  Así, podemos obtener prestaciones similares a las obtenidas con fusiles tradicionales más largos, o bien, irnos a medidas inferiores a las utilizadas convencionalmente sin apreciar una merma de sus prestaciones.

 

Este modelo de fusil se realiza en diferentes medidas, a gusto del usuario.